Estos último años la inseguridad ciudadana ha crecido enormemente, no hay lugar donde uno este a salvo. Diariamente se reportan robos en restaurantes, bares, casinos, bancos, etc etc.. ya ningún lugar ni establecimiento es seguro.

 

Muchas veces la gente que presencia un robo se hace de la vista gorda, por una u otra razón. En esta ocasión un valiente pasajero se percato de que el conductor de bus donde se trasladaba estaba siendo asaltado, y después de dudar unos segundos se le fue encima al caco que recibió una paliza doble. Es cierto el dicho que reza: “La unión hace la fuerza”.