Una profesora llamada Debby Heerkens en Holanda sorprendió a sus alumnos cuando en plena clases se desnudó subiéndose al escritorio del salón de clases.
Todo sucedió en las clases de anatomía que enseña dicha profesora, los niños al ver que su profesora se desvestía se quedaron confundidos, pero se calmaron cuando se dieron cuenta que la maestra llevaba un disfraz en el que mostraba los órganos humanos en el cuerpo.

 

Heerkens después del apoyo sigue realizando sus clases con disfraces, enseñando de una manera más interactiva.
La maestra fue entrevistada por diversos medios en los que los usuarios de estos aplaudieron su iniciativa.